Aunque la situación mundial que se vive actualmente no ha sido nada fácil, la suerte sigue llegando en tiempos de COVID; como es el caso del basquetbolista Gilbert Arenas, quien se ganó la lotería durante esta cuarentena.

El exjugador de Warriors, Wizards, Magic y Grizzlies, escribió el pasado 12 de mayo mediante su cuenta de Instagram; que salió de su casa con mucha prisa para alcanzar a  jugar su combinación de lotería en su tienda favorita antes de que cerrara.

Lo que no esperaba es que una vez que iba en camino se percató de que su automóvil no tenía mucha gasolina, y sólo llevaba 10 dólares en el bolsillo, pues se le había olvidado su cartera en casa, por eso de las prisas.

Basquetbolista TuLotero

Una parada inesperada que jamás se imaginó el basquetbolista

Al percatarse de lo sucedido, se detuvo en una gasolinera para poder recargar; cuando de la nada se le acercó un indigente para pedirle dinero. El basquetbolista le comentó al hombre que sólo tenía 10 dólares, pero que podía darle cinco y usar el restante para la gasolina.

El hombre le preguntó ¿a dónde se dirigía?, por lo que Arenas le respondió que iba a una estación de servicio de lotería la cual estaba a varios kilómetros de distancia; lo cual no era cierto ya que se encontraba más cerca.

Sin pensarlo, el indigente le dijo a Arenas que no llegaría con cinco dólares de gasolina: “Quédese con los 10 dólares y después de que gane, deme 20 dólares”.Pero esos minutos perdidos hicieron que cuando por fin llegó al establecimiento, este ya estaba cerrado.

El exjugador comenta que cuando se levantó al día siguiente tenía un mensaje de texto que decía: “Enhorabuena, ha ganado 300 mil dólares”. Pero decidió no tomarle importancia ya que pensó que era una estafa.

Cuando volvió al establecimiento para jugar la lotería de Powerball, el encargado del lugar le dijo: “Ganaste, te envié un mensaje de texto”. Arenas se quedó sorprendido: “Eh, no jugué ayer”, le dijo al empleado, que respondió: “Pero yo jugué sus números porque cerré temprano ayer y ganó”.

Y como lo prometido es deuda, Arenas visitó al indigente y le dio su parte. “Él saltó y me abrazó durante cinco minutos llorando y luego comenzó a rezar”, explicó el basquetbolista. “He donado muchas veces dinero a personas sin hogar, pero nunca había sido bendecido por uno. Su buen corazón bendijo ese billete de lotería”, concluyó su anécdota.

Por eso no dudes en activar la opción “Suscribirte” en TuLotero, para que participes con tu combinación favorita todos los días.

 

¡Descarga TuLotero Ahora!