¿Te imaginas que de un día a otro tu cuenta bancaria pase de ceros a millones de pesos? Volverse rico de un día para otro, no es fácil.

Hay muchas situaciones para las cuales no nos encontramos preparados, como que te toque de buenas a primeras una suma millonaria, ya sea por herencia, trabajo o un premio de la lotería. No nos encontramos preparados psicológicamente y financieramente, mucho menos la gente que nos rodea.

Historias repetidas en afortunados ganadores que muchos de ellos vienen de entornos y familias de situación económica media o baja, que a diferencia de aquellos que reciben herencias podrían estas más adaptados a la nueva vida que les espera.

Volverte rico de la noche a la mañana impacta fuertemente en todos los aspectos de nuestra vida.

Rico de un día a otro

El nuevo rico atraviesa 4 fases:

1. Luna de miel: durante los primeros días o semanas, lo habitual es que gasten mucho dinero en caprichos o inversiones arriesgadas.

2. Aceptación de la riqueza: empiezan a darse cuenta del dinero que les pertenece, generando cierta sensación de poder y es cuando también empiezan a ponerse limites.

3. Identidad: el nuevo rico o heredero, asume su nuevo papel y como se identifica con ello.

4. Administración: es el momento en que deberá sacar mayor provecho posible al dinero que posee.

El plan ideal de cualquier nuevo rico es invertir parte de su capital y generar un ingreso mensual  que le permita sumar más ceros a su fortuna.

Ahora ya lo sabes, si eres nuestro próximo ganador en Tulotero toma en cuenta estas practicas que podrían ayudarte a administrar lo mejor posible tu premio.

Te deseamos mucha suerte!

¡Descarga TuLotero Ahora!